FAQS

FAQs

Inspección Reglamentaria12 preguntas y respuestas

La inspección debe ser realizada por un Organismo de Control Autorizado (OCA) acreditado por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC), tal como marca la normativa.
La periodicidad de la inspección varía en función de la calificación del riesgo de la instalación y oscila entre los dos años para las de riesgo alto y cinco años para las de riesgo bajo.
Todas las Instalaciones de Protección Contra Incendios en establecimientos industriales deben someterse a una inspección periódica que garantice la seguridad de todos sus elementos y su correcto funcionamiento.

El Real Decreto 2267/2004, de 3 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de seguridad contra incendios en los establecimientos industriales, establece la obligatoriedad de la inspección y regula el procedimiento según el cual se debe realizar.
La inspección debe ser realizada por un Organismo de Control Autorizado (OCA) acreditado por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC), tal como marca la normativa.
La periodicidad de la inspección varía en función del uso y las características de la instalación de baja tensión y oscila entre los cinco y diez años. La autoridad competente impondrá una sanción económica en caso de que el Certificado de Conformidad de la instalación no esté vigente.
Las instalaciones eléctricas de baja tensión deben someterse a una inspección periódica que acredite el buen estado de todos sus elementos y su correcto funcionamiento. La obligatoriedad de la inspección afecta a establecimientos industriales, locales de pública concurrencia, locales con riesgo de explosión, quirófanos, locales mojados y zonas comunes de edificios de viviendas con potencia total instalada superior a 100 kW.

El Real Decreto 842/2002, de 2 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento electrotécnico para baja tensión regula el procedimiento según el cual se realiza la inspección.

Durante su período de vigencia, el Certificado de Conformidad de la instalación avala la seguridad de los usuarios y empleados del establecimiento o local y garantiza la cobertura de la compañía de seguros ante un siniestro.
La inspección debe ser realizada por un Organismo de Control Autorizado (OCA) acreditado por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC), tal como marca la normativa.
La inspección inicial del vehículo debe hacerse antes de la puesta en servicio del mismo. La primera inspección periódica se hará a los seis años y las sucesivas cada tres años. Cuando las características del vehículo especial o de sus equipos hayan podido ser alteradas como consecuencia de una reparación o modificación, se ha de efectuar una inspección excepcional.
Todos los vehículos destinados al Transporte de Mercancías Perecederas deben someterse a una inspección periódica que garantice la conformidad con la reglamentación establecida, así como el mantenimiento de dicha conformidad a lo largo del tiempo.

El Real Decreto 237/2000 de 18 de febrero, de 3 de diciembre, modificado por el Real Decreto 380/2001 de 6 de abril,establece las especificaciones técnicas que deben cumplir los vehículos especiales para el transporte terrestre de productos alimentarios a temperatura regulada y los procedimientos para el control de conformidad con las mismas.
La inspección debe ser realizada por un Organismo de Control Autorizado (OCA) acreditado por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC), tal como marca la normativa.
La periodicidad de la inspección varía en función del uso del Aparato Elevador (público o privado) y oscila entre los dos y cuatro años.
Todos los Aparatos Elevadores de los edificios deben someterse a una inspección periódica que garantice la seguridad de todos sus elementos y su correcto funcionamiento.

El Real Decreto 88/2013, de 8 de febrero, por el que se aprueba la Instrucción Técnica Complementaria AEM 1 "Ascensores" del Reglamento de aparatos de elevación y manutención, aprobado por R.D. 2291/1985, de 8 de noviembre establece la obligatoriedad de la inspección y regula el procedimiento según el cual se realiza la inspección.

Edificación6 preguntas y respuestas

Las Garantías Básicas entran en vigor con la fecha de recepción de las obras, indicada en el Acta de Recepción.
El tomador de este seguro es el promotor. Los asegurados son el propio promotor y los sucesivos adquirientes del edificio o de parte del mismo.
El Control Técnico está orientado a todo tipo de edificios: residenciales, de oficinas, hoteles, garajes, hospitales, pabellones, polideportivos, naves industriales, etc., siendo exigible el Seguro Decenal a los edificios cuyo destino principal sea vivienda.
No obstante, el Seguro Decenal no será exigible en el supuesto del autopromotor individual de una única vivienda unifamiliar para uso propio. Sin embargo, en el caso de producirse la transmisión «inter vivos» dentro del plazo previsto en el párrafo a) del artículo 17.1 de la Ley de Ordenación de la Edificación, el autopromotor, salvo pacto en contrario, quedará obligado a la contratación de la garantía a que se refiere el apartado anterior por el tiempo que reste para completar los diez años.
A estos efectos, no se autorizarán ni inscribirán en el Registro de la Propiedad escrituras públicas de transmisión «inter vivos» sin que se acredite y testimonie la constitución de la referida garantía, salvo que el autopromotor, que deberá acreditar haber utilizado la vivienda, fuese expresamente exonerado por el adquirente de la constitución de la misma.
Tampoco será exigible la citada garantía en los supuestos de rehabilitación de edificios destinados principalmente a viviendas para cuyos proyectos de nueva construcción se solicitaron las correspondientes licencias de edificación con anterioridad a la entrada en vigor de la presente Ley.
El Control Técnico sólo lo puede realizar un Organismo competente (OCT), que constituye el único canal válido de información entre la compañía aseguradora y la obra objeto del seguro.
Estos Organismos, tienen por misión el control de la calidad del proyecto, de la ejecución material del proceso de edificación, la correcta sujeción de la obra al proyecto y la adecuación a la normativa aplicable, emitiendo los informes necesarios para poder suscribir el Seguro Decenal.
El Control Técnico es la auditorÍa de calidad del proceso edificativo (fases de proyecto y de ejecución) necesaria para la contratación de los Seguros de Daños asociados a las distintas responsabilidades específicas definidas por la L.O.E. Para suscribir el Seguro Decenal hay que contratar un Organismo de Control Técnico (OCT) encargado del control técnico de la obra y de emitir una serie de informes imprescindibles para la emisión y entrada en vigor del seguro decenal.

  • Responsabilidad DECENAL: Daños materiales en el edificio causados por vicios o defectos que tengan su origen o afecten a la obra fundamental (estructura y sistema de cimentación), y que comprometan directamente la resistencia mecánica y estabilidad del edificio.

  • Responsabilidad TRIENAL: Daños materiales en el edificio causados por vicios o defectos de las instalaciones o elementos constructivos que ocasionen el incumplimiento de los requisitos de habitabilidad (incluida la estanqueidad).

  • Responsabilidad ANUAL: Daños materiales causados por vicios o defectos de ejecución que afecten a elementos de terminación o acabado de las obras.

El Control Técnico es la auditoria de calidad del proceso edificativo (fases de proyecto y de ejecución) necesaria para la contratación de los Seguros de Daños asociados a las distintas responsabilidades específicas definidas por la L.O.E.
Para suscribir el Seguro Decenal hay que contratar un Organismo de Control Técnico (OCT) encargado del control técnico de la obra y de emitir una serie de informes imprescindibles para la emisión y entrada en vigor del seguro decenal.

Medio Ambiente6 preguntas y respuestas

Llamamos ruido aéreo a aquel que se transmite a través del aire principalmente. Por lo general, se debe a un insuficiente aislamiento acústico entre dos estancias (como un bar y una vivienda), o a que en el emisor el nivel de sonido es mucho mayor del que debería (como utilizar altavoces de discoteca en un local que no está preparado para eso). ¿Escuchas en tu casa la música o la televisión de tu vecino? ¿O las voces del bar de abajo? ¿O el tráfico de coches en la calle? Entonces tu problema es de ruido aéreo.

El ruido de impactos es aquel que se transmite vía estructural. Cuando un objeto impacta contra otro, se produce una vibración. Si esa vibración se transmite a la estructura del edificio, es capaz de viajar a través de ella (mucho más rápido y lejos que por vía aérea por cierto). En el receptor, esa vibración genera un ruido y además suele ser habitual que ese receptor pueda encontrarse muy lejos de la fuente de ruido (un cuarto de ascensores mal anclado a la estructura del edificio, puede producir molestias de ruido hasta 4 ó 5 plantas por debajo de su casetón). Para colmo de males, la única forma de arreglar un problema de ruido de impactos es evitando que la vibración llegue a la estructura. Por desgracia, lo más habitual es sufrir a la vez los dos tipos de ruido.

Si tienes dudas sobre cuál es tu caso, no dudes en contactar con nosotros para ver si podemos ayudarte.

Esperamos que esta tanda de FAQs te haya servido para comenzar a ponerle cara a ese “enemigo invisible” que es el ruido.
Son muchos los efectos que se están descubriendo en los últimos años que causa la exposición prolongada al ruido sobre nuestra salud, y cada vez más graves. Desde el más inmediato (y de sobra por todos conocido) como el estrés, la falta de descanso, irritabilidad, ansiedad o falta de concentración… hasta los más recientes estudios (llevados a cabo principalmente por la Organización Mundial de la Salud), los cuales hallan una fuerte correlación entre la contaminación acústica y las enfermedades cardiovasculares (como hipertensión e infarto de miocardio).

 

Esto es debido a que nuestro organismo, ante la exposición prolongada a niveles superiores a 65 dB genera una respuesta hormonal y nerviosa que conlleva un aumento temporal de la tensión arterial y la frecuencia cardiaca, vasoconstricción, incremento de la viscosidad de la sangre y subida de los niveles de lípidos y electrolitos en la misma, todos ellos factores de riesgo cardiovasculares.

 

De la misma manera, se ha observado que el estrés crónico que produce la exposición prolongada al ruido en las grandes ciudades (principalmente por el tráfico, obras, etc…) puede reducir las defensas del organismo y hacerlo más susceptible a virus y bacterias. Y, por si no fuera suficiente, también afecta a nivel cognitivo: disminuye el rendimiento en el trabajo y en la escuela.
A nivel municipal, por lo general las poblaciones que tienen de 50.000 habitantes en adelante, suelen contar con una Ordenanza de ruidos propia. Ésta es consultable en la web de su Ayuntamiento y en ella usted puede conocer qué límites de ruido se aplican en su municipio, y hasta qué hora se extiende cada límite (hay diferentes periodos temporales).

En caso de que su Ayuntamiento no cuente con Ordenanza Municipal propia, se acudiría al Documento Normativo inmediatamente superior, que sería un Decreto Autonómico de protección contra el ruido del que disponen la mayoría de las Autonomías.

En última instancia, y en caso de que su Comunidad Autonómica no disponga de Decreto de protección contra el Ruido (o en caso de que las normativas de que disponga, estén obsoletas) se acudiría a la Reglamentación Nacional (de aplicación en todo el territorio español) denominado Real Decreto 1367/2007 por el que se desarrolla la Ley 37/2003, del Ruido.

En el apartado de nuestra web – NORMATIVA - puede descargar cualquier Documento Normativo que le aplique en su ámbito geográfico.
El aislamiento de su vivienda es deficiente y no cumple con los mínimos estipulados por la normativa en los siguientes casos:

  • En caso de que perciba las conversaciones de sus vecinos que se produzcan a un nivel normal (que no sea a gritos)

  • En caso de que escuche cuando suena el teléfono en la vivienda colindante;

  • En caso de que escuche las pisadas de la vivienda superior;

  • Si percibe cuando se acciona cualquier instalación de la vivienda colindante (grifos, cisterna, interruptores, etc…).

Ante una situación “estándar” (es decir, vecinos “civilizados” realizando vida cotidiana normal, que no suelan gritar muy a menudo ni poner el equipo de música al máximo) lo normal sería que apenas escuchásemos la actividad de nuestros vecinos (a excepción de algún portazo, caída de objeto, o puntualmente alguna voz). Si nos encontramos ante esta situación “estándar” y aún así percibimos claramente las conversaciones de nuestros vecinos, sabemos lo que tienen puesto en la televisión, o cuándo van al baño…. no es normal. Estamos ante una clara deficiencia de aislamiento acústico en nuestra vivienda. Debe conocer, como propietario de su vivienda, que si ésta fue adquirida con posterioridad a 2009, le ampara el Real Decreto 1371/2007 por el que se aprueba el documento básico «DB-HR Protección frente al ruido» del Código Técnico de la Edificación. En este caso, puede usted exigir al promotor que asuma la obra necesaria para incrementar el aislamiento deficiente, pero para ello debe usted demostrar que ese aislamiento es deficiente, mediante un ensayo acústico llevado a cabo por Laboratorio de Acústica Acreditado por ENAC para la realización de ese ensayo (ya sea de fachada, forjado, medianera, etc…).
En acústica se debe tratar siempre las fuentes de ruido antes que los receptores, pues es muchísimo más efectivo, y suele ser menos costoso. En este caso, de poco o nada serviría incrementar el aislamiento de nuestra vivienda pues con ello lo que conseguiremos será tener vecinos mucho más contentos pues no escucharán apenas ruidos producidos en nuestra vivienda, pero nosotros seguiremos padeciendo los ruidos ajenos prácticamente igual que antes. Para esta casuística siempre recomendamos como primera vía la cordialidad y el diálogo con el propietario haciéndole saber de nuestras molestias (pues él es quien debe dotar a su actividad del aislamiento necesario para no transmitir ruidos a su entorno). En caso de que esta vía fracase, se puede interponer una denuncia a la Policia (por ruidos) aunque en la mayoría de los municipios, no cuentan con los equipos adecuados para poder certificar un nivel de ruido, por lo cual se suele quedar en un apercibimiento o multa económica, pero es probable que los ruidos vuelvan con el tiempo. Para terminar con ellos definitivamente, sólo queda realizar una medición acústica y con el certificado de incumplimiento acudir a los Tribunales. El proceso puede ser lento y tedioso, pero si existe incumplimiento (que suele ocurrir), terminarán por obligar a mejorar el aislamiento acústico del bar hasta que no cause molestias, o incluso al cierre del mismo  (y, en función del nivel y el tiempo que se lleven soportando los ruidos, la correspondiente indemnización).

Eficiencia Energética9 preguntas y respuestas

Sí, es necesario contar con la asistencia de un asesor autorizado durante el proceso de certificación sostenible tanto Breeam como Leed.
Calener VyP es una herramienta reconocida por el Ministerio de Industria para realizar la certificación de edificios y pequeño terciario nuevos y existentes.
La huella de carbono es el cómputo total de los gases de efecto invernadero emitidos a la atmósfera cada año por las personas, casas, edificios, organizaciones o empresas. Hace referencia a la quema de combustibles por el uso de la calefacción o el uso del coche. También se incluyen las atribuidas a la producción de bienes y servicios, incluidas las emisiones de instalaciones de electricidad y fábricas.
La realización de una auditoría energética permite anticipar costes de energía para controlar facturación, aumentar la competitividad para mejorar el desempeño energético y ayudar al desarrollo de una política sostenible.
Tienen una validez de 10 años a contar desde la fecha de la firma de certificado. El propietario podrá proceder a su actualización de forma voluntaria, cuando considere que existen variaciones en el edificio que pudieran modificar el certificado.
Hay multitud de empresas con técnicos competentes para firmar los certificados. Evidentemente Eurocontrol dispone de personal habilitado según el R.D. 235/2013 para firmar los trabajos de certificación energética de edificios.
a) Edificios de titularidad privada que sean frecuentados por el público, con una superficie útil total superior a 500 m2, cuando les sea exigible su obtención. Luego si no se les exige la obtención tampoco tendrán la obligación de mostrarla.

b) Edificios, o parte de ellos, ocupados por las autoridades públicas, sean frecuentados por el público, con una superficie útil total superior a 250 m2

c) Para el resto de los casos la exhibición pública de la etiqueta de eficiencia energética será voluntaria, y de acuerdo con lo que establezca el órgano competente de la Comunidad Autónoma.
a) Edificios de nueva construcción.

b) Edificios o partes de edificios existentes que se vendan o alquilen a un nuevo arrendatario, siempre que no dispongan de un certificado en vigor.

c) Edificios o partes de edificios en los que una autoridad pública ocupe una superficie útil total superior a 250 m2 y que sean frecuentados habitualmente por el público.
Eurocontrol realiza un análisis técnico del activo para dar una visión colectiva de interés para el propietario. El análisis pormenorizado vendrá en caso de que en el activo se encuentre algún potencial riesgo que el cliente quiera que se estudie en profundidad. Eurocontrol hará uso de sus herramientas y de su equipo de Ingenieros cualificados para realizar el análisis pormenorizado.

Seguridad y Salud Laboral10 preguntas y respuestas

El Plan de Seguridad y Salud en el trabajo es el documento en aplicación del Estudio de Seguridad y Salud o en su caso del Estudio Básico que debe elaborar cada contratista y en el cual se analizan, estudian, desarrollan y complementan las previsiones contenidas en el mismo.

  • El encargo del Estudio de Seguridad y Salud, o en su caso, el encargo del Estudio Básico, a un técnico competente en materia de seguridad y salud.

  • La designación de Coordinadores de Seguridad y Salud.

  • El Visado del Proyecto de obra al que deberá acompañar, como parte, el Estudio de Seguridad y Salud.

  • La comunicación a la Autoridad Laboral del Aviso Previo, así como de la apertura del centro de trabajo incluyendo el Plan de Seguridad y Salud.

  • Controlar el cometido de los técnicos.

  • Concertar las empresas contratistas.

  • Coordinar e informar a los contratistas.

Con el fin de cumplir con los objetivos del plan de emergencia y evacuación se desarrollarán los siguientes documentos:

  • Un documento que enuncie y valore las condiciones de riesgo de los edificios en función de los medios disponibles que incluirá todo lo que sea de interés para la seguridad de personas y bienes.

  • Un inventario describiendo los medios humanos y materiales. Se ha de indicar la localización de dichos medios y las instrucciones para su uso y funcionamiento en caso de emergencia.

  • Un documento que contemple las posibles situaciones de emergencia y sus planes de actuación, junto con las condiciones de uso y mantenimiento de las instalaciones.

  • Un documento que recoja la implantación del plan y que contemple:

  • La divulgación general del plan

  • Los programas de formación específica del personal incorporado al mismo.

  • La revisión cuando sea aconsejable.

  • Los nombres de las personas que constituyen la organización prevista y las funciones correspondientes a cada una de ellas.

  • La revisión y mantenimiento de los distintos equipos materiales de protección para casos de emergencia.


Para ayudar a elaborar un plan de emergencia, el Ministerio del interior ha publicado una guía que describe en cuatro documentos los pasos que se deben seguir para llevarlo a cabo.
El empresario podrá optar entre una de las siguientes modalidades de servicio de prevención:

1.- ASUNCIÓN PERSONAL POR EL EMPRESARIO

Es la modalidad en la que el empresario podrá desarrollar personalmente la actividad de prevención con excepción de las actividades relativas a la vigilancia de la salud de los trabajadores. Para que el empresario pueda asumir la actividad preventiva deberá cumplir los siguientes requisitos:

  • Que la empresa sea de menos de seis trabajadores.

  • Que el empresario desarrolle de forma habitual su actividad profesional en el centro de trabajo.

  • Que tenga una formación adecuada y acorde con el tipo de riesgos existentes en su empresa.

  • Que la empresa no pertenezca a las mencionadas en el Anexo I del Reglamento de los Servicios de Prevención:

    • Trabajos con exposición a radiaciones ionizantes.

    • Trabajos con exposición a agentes tóxicos y muy tóxicos, y en particular a agentes

    • cancerígenos, mutagénicos o tóxicos para la reproducción, de primera y segunda categoría.

    • Actividades en que intervienen productos químicos de alto riesgo.

    • Trabajos con exposición a agentes biológicos de los grupos 3 y 4.

    • Grupo 3: aquel que puede causar una enfermedad grave en el hombre y presenta un serio peligro para los trabajadores, con riesgo de que se propague a la colectividad y existiendo generalmente una profilaxis o tratamiento eficaz.

    • Grupo 4: aquél que causando una enfermedad grave en el hombre supone un serio peligro para los trabajadores, con muchas probabilidades de que se propague a la colectividad y sin que exista generalmente una profilaxis o un tratamiento eficaz.

    • Actividades de fabricación, manipulación y utilización de explosivos, incluidos los artículos pirotécnicos y otros objetos o instrumentos que contengan explosivos.

    • Actividades de inmersión bajo el agua.

    • Actividades en obras de construcción, excavación, movimientos de tierras y túneles, con riesgo de caída de altura o sepultamiento.

    • Actividades en la industria siderúrgica y en la construcción naval.

    • Producción de gases comprimidos, licuados o disueltos o utilización significativa de los mismos.

    • Trabajos con riesgos eléctricos en alta tensión.




Las actividades preventivas no asumidas por el empresario deberán ser desarrolladas por servicios de prevención ajenos.

 

2.- TRABAJADORES DESIGNADOS

En esta modalidad el empresario designará a uno o varios trabajadores para ocuparse de la actividad preventiva en la empresa. Para que el empresario pueda elegir esta modalidad habrá de cumplir los siguientes requisitos:

  • Que los trabajadores designados tengan la formación adecuada en correspondencia con las funciones a desempeñar. En caso de necesitar formación los trabajadores designados, recibirán la formación dentro del horario de trabajo o con descuente de éste si se realiza fuera del mismo. En ningún caso el coste de dicha formación recaerá sobre los trabajadores.

  • Que la empresa tenga menos de 500 trabajadores, ó 250 si su actividad está incluida en el Anexo 1 del Reglamento de Servicios de Prevención.


Las actividades preventivas para cuya realización no resulte suficiente la designación de uno o varios trabajadores deberán ser desarrolladas a través de uno o más servicios de prevención propios o ajenos.

 

3.- SERVICIO DE PREVENCIÓN AJENO

El empresario podrá optar por concertar la totalidad de la actividad preventiva con uno o varios servicios de prevención ajenos salvo cuando sea obligatorio constituir un servicio de prevención propio.

Cuando la designación de uno o varios trabajadores sea insuficiente para la realización de la actividad preventiva será obligatorio optar por esta modalidad o por la constitución de un servicio de prevención propio.

Al realizar el concierto de la actividad preventiva con un servicio de prevención ajeno la ley plantea las siguientes exigencias:

  • Formalización por escrito del mismo

  • Identificación de la empresa especializada que actúa como SPA (Servicio de Prevención Ajeno)

  • Identificación de la empresa destinataria de la actividad así como de los centros de trabajo de la misma para los que la actividad se contrae.

  • Aspectos de la actividad preventiva a desarrollar, especificando incluso las actuaciones concretas y los medios para llevarlas acabo.

  • Actividad de vigilancia de la salud de los trabajadores.

  • Duración del concierto.

  • Condiciones económicas del concierto.


 

4.- SERVICIO DE PREVENCIÓN PROPIO

El empresario debe constituir un servicio de prevención propio cuando concurra alguno de los siguientes supuestos:

  • La empresa cuente con más de 500 trabajadores.

  • La empresa tenga entre 250 y 500 trabajadores que desarrollen actividades del Anexo 1 del Reglamento de Servicios de Prevención.

  • Tratándose de empresas no incluidas en los supuestos anteriores y, salvo que opte por el concierto con una entidad especializada ajena, así lo decida la autoridad laboral en función de:

    • La peligrosidad de la actividad desarrollada.

    • La frecuencia o gravedad de la siniestralidad de la empresa.




En caso de optar por esta modalidad de servicio de prevención se tendrán en cuenta los siguientes aspectos:

- Los servicios de prevención propios deberán contar como mínimo con dos de las especialidades siguientes:

  • Medicina del trabajo.

  • Seguridad en el trabajo.

  • Higiene industrial.

  • Ergonomía.

  • Psicosociología aplicada.

  • Las actividades de los integrantes de los servicios de prevención han de coordinarse con arreglo a protocolos u otros medios existentes que establezcan los objetivos, los procedimientos y las competencias en cada caso.

  • Los integrantes de los servicios de prevención propios habrán de trabajar de forma coordinada, y dedicarse de forma exclusiva a la actividad preventiva.

  • Las empresas deberán elaborar anualmente y mantener a disposición de las autoridades laborales y sanitarias competentes, la memoria y programación anual de actividades.

  • Las actividades preventivas y especialidades no asumidas por el servicio de prevención propio habrá de concertarlas el empresario con los servicios de prevención ajenos.


 

 5.- SERVICIO DE PREVENCIÓN MANCOMUNADO

Varias empresas pueden acordar constituir un servicio de prevención común para todas ellas, previa consulta a los representantes de los trabajadores. Las empresas que decidan mancomunar su servicio de prevención deberán estar sujetas a uno de los siguientes supuestos:

  • Que sean empresas que desarrollen simultáneamente actividades en un mismo centro de trabajo, edificio o centro comercial.

  • Que sean empresas pertenecientes a un mismo sector productivo o grupo empresarial o que desarrollan su actividad en un mismo polígono industrial o área geográfica limitada.


El Servicio de prevención mancomunado se considerará, independientemente de que tenga personalidad jurídica propia, como servicio de prevención propio de cada una de las empresas que se hayan mancomunado.

 

6.- SERVICIO DE PREVENCIÓN MIXTO

Las modalidades mixtas son aquellas en las que parte de la prevención es asumida por la empresa (a través del propio empresario, o a través de trabajadores designados, o mediante el servicio de prevención propio) y parte es asumida por un servicio de prevención ajeno, al que se ha recurrido mediante un concierto.
La coordinación de actividades empresariales consiste en la obligación de cooperación en materia de prevención de riesgos laborales existente entre dos o más empresarios en los siguientes supuestos:

  • Cuando trabajadores pertenecientes a diferentes empresas comparten un mismo lugar de trabajo en el desarrollo de sus actividades laborales.

  • Cuando se contrate o subcontrate obras o servicios de la propia actividad de la empresa principal.

  • Cuando la contratación o subcontratación se realice con maquinaría, productos, materia prima o útiles proporcionados por la empresa principal, pero el trabajo se realice fuera de su centro de trabajo.

  • Al desarrollar su actividad los trabajadores autónomos en otro centro de trabajo.

Con carácter general el art. 20 de la L.P.R.L. obliga a todas las empresas a:

  • Analizar las posibles situaciones de emergencia.

  • Adoptar las medidas necesarias en materia de primeros auxilios, lucha contra incendios y evacuación de los trabajadores.

  • Designar para ello al personal encargado de poner en práctica estas medidas y comprobar periódicamente su correcto funcionamiento. Dicho personal deberá poseer la formación necesaria, ser suficiente en número y disponer del material adecuado.

  • Organizar las relaciones que sean necesarias con servicios externos a la empresa, en materia de primeros auxilios, asistencia médica de urgencia, salvamento y lucha contra incendios, de forma que se garantice la rapidez y eficacia de las mismas.


El empresario deberá tener en cuenta el tamaño y la actividad de la empresa, así como la posible presencia de personas ajenas a la misma, a la hora de planificar la actividad preventiva de la empresa ante situaciones de emergencia.

Con carácter específico existe una serie de normas que contemplan la obligatoriedad de implantar planes de emergencia interiores en determinados edificios o empresas, que son:

  • Hospitales.

  • Centros docentes.

  • Hoteles.

  • Espectáculos y actividades recreativas.

  • Instalaciones deportivas.

  • Bares, cafeterías y restaurantes.

  • Bibliotecas, archivos y museos.

  • Empresas que por el tipo y cantidad de las sustancias que utiliza en su proceso productivo entran dentro del ámbito de aplicación del R.D. 1254/1997, de 16 de julio, por el que se aprueban las medidas de control de los riesgos inherentes a los accidentes graves en los que intervengan sustancias peligrosas.


El grado de organización exigido, dependerá, por tanto, de la existencia o no de normativa específica que obligue a la empresa a elaborar e implantar un plan de emergencia y evacuación interior, y de la actividad y tamaño de la empresa.

Aquellas empresas que no estén obligadas a la realización de un plan de autoprotección o plan de emergencia interior, deberán garantizar la protección de los trabajadores mediante una mínima planificación de la actuación ante situaciones de emergencia y una suficiente formación e información.
La formación que el empresario deberá proporcionar a cada trabajador en materia de prevención de riesgos laborales deberá ser:

  • Teórica y práctica.

  • Suficiente y adecuada a los riesgos de su puesto de trabajo o función y a las medidas de protección y prevención adoptadas para dichos riesgos.

  • Se deberá adaptar a la evolución de los riesgos y a la aparición de otros nuevos.


Los delegados de prevención y los trabajadores designados habrán de poseer una formación adecuada y suficiente en materia de prevención de riesgos laborales para el correcto desarrollo de sus funciones, debiéndose tener en consideración tanto los riesgos inherentes a la actividad como las dimensiones de la empresa donde vayan a ejercer sus funciones.

En relación con este último aspecto la legislación en materia de prevención de riesgos laborales establece 3 niveles de formación:

  • Formación de nivel básico.

  • Formación de nivel intermedio.

  • Formación de nivel superior.

La legislación establece que el empresario debe proporcionar una formación adecuada en materia de prevención de riesgos laborales a las siguientes personas:

  • A cada trabajador en cumplimiento de su deber de protección, cualquiera que sea la modalidad o duración del contrato laboral.

  • A los delegados de prevención para el ejercicio de sus funciones.

  • A los trabajadores designados para desarrollar las actividades de prevención, en el caso de que se haya optado por esta modalidad de servicio de prevención.

El empresario deberá recurrir a esta modalidad preventiva, cuando se da alguna de las siguientes circunstancias:

  • Que la designación de uno o varios trabajadores sea insuficiente para la realización de la actividad de prevención y no concurran las circunstancias que determinan la obligación de constituir un servicio de prevención propio.

  • En caso de que no se constituya un servicio de prevención propio.


Cuando el empresario asume tan solo parcialmente las funciones preventivas.
Los Servicios de Prevención Ajenos (SPA) son empresas especializadas, constituidas por un conjunto de medios humanos y materiales, que tienen como objetivo dar soporte al resto de empresas con el fin de garantizar la adecuada protección de la seguridad y salud de los trabajadores. Esta seguridad y salud la promueven mediante la aplicación de las oportunas medidas y el desarrollo de las actividades necesarias para la prevención de los riesgos derivados del trabajo contribuyendo de esta forma a la disminución de los accidentes de trabajo y la aparición de enfermedades profesionales entre los trabajadores de las empresas.

Los SPA son personas jurídicas de naturaleza privada que deben estar acreditadas por una Autoridad Pública competente.

Inspección Naval1 preguntas y respuestas

Es práctica de muchos armadores rebajar la zona de navegación con el fin de reducir el equipo de seguridad obligatorio, lo que puede repercutir en un ahorro importante. Así, se puede ahorrar en la reposición de pirotecnia o eliminar las revisiones periódicas de una balsa o de una radiobaliza. Sin embargo hay un caso en que las ventajas no están tan claras, y es cuando se instala un VHF con LSD en zona 4.

En las zonas 1, 2 y 3 los radioteléfonos de VHF han de estar programados con la función de Llamada Selectiva Digital (LSD),  debiendo registrase en la Dirección General de la Marina Mercante, y de cuyo registro da fe la Licencia de Estación de Barco (LEB). En el resto de zonas el radioteléfono no necesita LSD y no es necesario emitir una LEB.

Pero pocos reparan en que todo equipo que pueda funcionar con LSD debe llevar programado el MMSI y estar conectado a un GPS, incluso aunque la embarcación no esté obligada a llevar este equipo. Además, si lleva equipo de LSD debe disponer también de la Licencia de Estación de Barco. Esto es coherente desde la óptica del Sistema Mundial de Socorro y Seguridad Marítima, porque un tripulante que en una situación de emergencia tenga a su alcance un radioteléfono con botón LSD, pero sin MMSI debidamente programado, sin duda pulsará el botón creyendo emitir la señal de socorro. Análogamente, si el MMSI no está registrado de nada sirve emitir la señal porque el sistema no identificará la embarcación en apuros.

Es por ello que en el caso de disponer de un VHF con LSD la reducción de zona no aporta ventaja alguna, puesto que las obligaciones siguen intactas. Si se tiene interés en evitar estas sólo hay dos opciones: cambiar el VHF por otro que sólo funcione en telefonía (sin LSD) o pedir a un instalador autorizado que modifique el equipo para ser usado sólo en radiotelefonía, lo que supone la modificación del software y la eliminación del botón de socorro de la parte frontal. ¡Y ninguna de las dos opciones es gratuita! ¿Para qué desaprovechar, entonces, la seguridad de un radioteléfono con LSD?
Envíenos su petición

O llámenos si lo prefiere

+34 902 01 05 62