Comunicación

Expertos en soluciones de control, calidad y seguridad.

11/01/2019

¿Cómo funciona el mercado eléctrico?

El principal inconveniente de la energía eléctrica es que su acumulación en baterías es muy limitada y el volumen que se genera en las centrales eléctricas tiene que ser el mismo que el que se está consumiendo.

El mercado eléctrico tiene una peculiaridad propia que surge del hecho de que, en todo momento, la energía que se está generando en las centrales eléctricas tiene que ser la misma que la que se está consumiendo en hogares, industria, calles, comercios, etc.

Para ello, Red Eléctrica de España (REE) prevé con cierta antelación el consumo diario, en función de varios parámetros (línea verde en siguiente imagen): calendario, condiciones meteorológicas, condiciones socio-económicas, etc. Siguiendo esa previsión (línea verde), se programan las entradas y salidas de las centrales generadoras (ver línea roja) para igualar demanda real (línea amarilla) y oferta (línea roja) en cada instante:

 

Puedes verlo en tiempo real aquí.

 

LA SUMA DE TODOS LOS ELECTRONES QUE SALEN EN CADA INSTANTE DE TODAS LAS CENTRALES GENERADORAS ES IGUAL A LA SUMA DE ELECTRONES QUE PASAN EN CADA INSTANTE POR TODOS LOS APARATOS QUE ESTÁN CONSUMIENDO EN LA RED ELÉCTRICA.

 

El principal inconveniente que tiene la energía eléctrica es que su acumulación en baterías es muy limitada. No es como cualquier combustible, que se puede acumular en depósitos, con muy bajo coste tecnológico y alta densidad energética (energía/volumen de almacenamiento). Las baterías son caras y tienen poca capacidad. Ese es el principal obstáculo del vehículo eléctrico, por ejemplo.

En cuanto al precio de la energía, como en cualquier otro mercado, va variando en el tiempo en función de las condiciones del entorno. Lo que ocurre para que estas variaciones sean consideradas noticia es que:

  • se trata de un suministro esencial en nuestra vida, básico y transversal.
  • hay un componente muy importante de geopolítica e intereses cruzados.
  • el sistema eléctrico español es un oligopolio de facto.

Por lo tanto, estas variaciones de precio tienen un alto impacto y provocan una sensibilidad notable en la sociedad.

ALTERNATIVAS A LA COMPRA CONVENCIONAL DE ENERGÍA

Lo más común es la compra de energía a través de una comercializadora, que transforma esa complejidad del mercado eléctrico en una factura periódica. La comercializadora compra la energía en el mercado mayorista (Pool) y nos la revende en un mercado minorista, normalmente a un precio fijo, ya que esto simplifica la facturación al cliente.

Se pueden ofrecer dos alternativas a la adquisición convencional que pueden suponer un gran ahorro en el precio de la energía:

  • Precio indexado: son una serie de modalidades de tarifa de suministro que permiten pagar un precio vinculado alprecio del mercado mayorista, es decir, con términos variables. Según la modalidad contratada todos o solo varios de los conceptos a facturar serán variables. Esto puede suponer pagar alguna factura más elevada cuando la electricidad está cara pero, por norma general y a largo plazo, para quien se puede permitir algún susto, es más económico que un precio fijo, ya que, cuando una comercializadora fija el precio de la luz para una tarifa no indexada, lo hace calculando un precio medio mayor al esperado y así tener beneficios.
  • Acuerdo bilateral/PPA: es un paso más allá, tanto para el generador como para el consumidor, debido a los altos conocimientos del mercado que requiere la firma de uno de estos acuerdos. Esta modalidad surge de la necesidad de protegerse frente a los precios más altos de las comercializadoras y al riesgo que supone vender o adquirir la energía en el mercado mayorista. En esta modalidad, generador y consumidor, acuerdan un precio y un plazo preestablecido de suministro, de modo que el coste energético pasa a ser mucho más estable y predecible.

 

Consúltanos para aprender más sobre el mercado energético. Te asesoraremos para que compres tu energía al mejor precio.

eficienciaenergetica@eurocontrol.es · 962 43 90 13 / 913 272 568

Envíenos su petición

O llámenos si lo prefiere

+34 902 01 05 62