Comunicación

Expertos en soluciones de control, calidad y seguridad.

12/04/2019

Inspecciones periódicas de instalaciones eléctricas de baja tensión en la Comunidad de Madrid

Los cambios introducidos en la regulación de las inspecciones periódicas afectan a los edificios con más de 16 suministros y a los locales de ocio con ocupación menor a 100 personas.

Inspecciones periódicas de instalaciones eléctricas de baja tensión en la Comunidad de MadridLa Comunidad de Madrid publicó el pasado 8 de abril el Decreto 17/2019, de 2 de abril, del Consejo de Gobierno, por el que se desarrolla en la Comunidad de Madrid el procedimiento de ejecución, registro y comunicación de las inspecciones periódicas de instalaciones eléctricas de baja tensión, de las excepciones de las instalaciones eléctricas comunes en fincas y se establecen criterios de seguridad en los suministros complementarios en algunos locales de pública concurrencia.

El Decreto introduce requisitos de control adicionales a los establecidos en el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (Real Decreto 842/2002) para garantizar las condiciones de seguridad de las instalaciones eléctricas comunes de edificios con más de dieciséis suministros y para asegurar que los equipos de alumbrado de emergencia de los locales de ocio con ocupación menor de 100 personas sean fácilmente localizables y dispongan de dispongan de un sistema automático de control del funcionamiento y de la autonomía. Igualmente, establece requisitos de seguridad adicionales para los conductores de instalaciones en viviendas y locales.

Las principales modificaciones introducidas son:

Inspecciones de instalaciones eléctricas comunes de edificios de viviendas

Las instalaciones eléctricas comunes que deben ser objeto de inspección periódica comprenden:

  1. Las instalaciones de enlace.
  2. Las instalaciones correspondientes a los servicios generales del edificio: alimentación eléctrica de ascensores, aparatos elevadores, centrales de calor y frío, grupos de presión, alumbrados, entre otros.
  3. El resto de las posibles instalaciones receptoras comunes asociadas a los edificios de viviendas (piscina, garaje, alumbrado exterior, entre otros, alimentados desde la misma caja general de protección).

Las instalaciones eléctricas comunes indicadas serán inspeccionadas cada diez años, debiendo realizarse la primera inspección a los diez años a partir de la fecha de su legalización.

Antes de la inspección, el titular debe proporcionar al Organismo de Control el certificado de instalación y la documentación técnica, proyecto o memoria técnica de diseño, que sirvió de base para su legal puesta en servicio.

Inspección periódica de las instalaciones eléctricas comunes de edificios de viviendas con más de dieciséis suministros

La primera inspección periódica de las instalaciones eléctricas comunes de edificios de más de 16 suministros de una antigüedad mayor a diez años se efectuará antes de la fecha que se indica a continuación, según el número de suministros de los edificios:

  1.  Antes del 1 de diciembre de 2020: 24 o más suministros.
  2. Antes del 1 de diciembre de 2021: 22 a 23 suministros.
  3. Antes del 1 de diciembre de 2022: 20 a 21 suministros.
  4. Antes del 1 de diciembre de 2023: 18 a 19 suministros.
  5. Antes del 1 de diciembre de 2024: 17 suministros.

Excepciones en reformas de instalaciones de enlace de edificios de viviendas

En caso de que las instalaciones antiguas puede darse el caso de que no haya un local para albergar la centralización de contadores o que sus dimensiones sean insuficientes, por lo que no podrán cumplir los requisitos de seguridad previstos en el Real Decreto 842/2002, de 2 de agosto. En general, esta circunstancia se soluciona adoptando medidas adicionales relativas a la protección contra incendios.

Las Entidades de Inspección y Control Industrial (EICIS)contrastarán que se cumplen los criterios de seguridad indicados en el Decreto 17/2019 durante el proceso de registro de la reforma.

Suministro complementario o de seguridad en locales de pública concurrencia

Los locales de espectáculos y actividades recreativas pueden prestar el suministro de socorro a través de un sistema de alimentación ininterrumpida, siempre que la autonomía de este último sea de dos horas como mínimo y su ocupación sea inferior a cien personas. Además, el local no deberá alimentar servicios de seguridad adicionales al alumbrado de seguridad y tendrá salida directa al exterior con un recorrido máximo de evacuación de 15 m.  El alumbrado de seguridad dispondrá de aparatos de alumbrado de emergencia autónomos con sistema de ensayo automático y proporcionará al menos una iluminancia de 2 lux y en las rutas de evacuación, a nivel del suelo y en el eje de los pasos principales.

Conductores en instalación interior de edificios

Los conductores a utilizar en la ejecución de instalaciones eléctricas interiores de edificios de viviendas, viviendas, locales de reunión, trabajo y usos sanitarios, cualquiera que sea su capacidad de ocupación, deberán ser no propagadores de incendio y con emisión de humos y opacidad reducida. Los cables serán de la clase de reacción al fuego mínima Cca-s1b, d1, a1.

Inspección periódica de las instalaciones eléctricas comunes de edificios de viviendas con más de dieciséis suministros.

Envíenos su petición

O llámenos si lo prefiere

+34 902 01 05 62