Comunicación

Expertos en soluciones de control, calidad y seguridad.

15/10/2021

Apave recibe el encargo de la construcción del Arena Porte de la Chapelle, futura meca del deporte parisino y sede de los Juegos Olímpicos de París de 2024

 

Como parte de una licitación de la Ciudad de París, Apave ha recibido el encargo de garantizar la seguridad y consolidación del futuro Arena Porte de la Chapelle, en el distrito 18, con una capacidad para 8.000 personas sentadas en un espacio de 12.000 m2, con inmensas paredes acristaladas, estructuras de madera y una amplia terraza ajardinada.

Este espacio acogerá los Juegos Olímpicos de París de 2024 y se convertirá en la sede del club Paris Basketball, además de ofrecer un nuevo espacio para los habitantes del distrito.

Un proyecto de gran envergadura

* Axonometría del proyecto de acondicionamiento (previsión para 2030) (Agence Leclercq Associés)

El Arena Porte de la Chapelle reunirá en una superficie de, aproximadamente, 26.000 m² tres grandes espacios: el pabellón principal, con capacidad para 8.000 personas, reservado para grandes eventos deportivos y culturales (en él se disputarán las pruebas de bádminton y de gimnasia rítmica de los Juegos Olímpicos, así como las de bádminton adaptado y halterofilia adaptada de los Juegos Paralímpicos); dos gimnasios para los habitantes del distrito; y un espacio de 1.900 m² dedicado a la restauración, el ocio y tiendas locales.

Su arquitectura será sobria y elegante: la idea es crear una pequeña ciudad en la planta baja, que esté abierta al público y los habitantes del distrito, con fachadas de vidrio y madera de 11,50 metros de alto. A esa altura, la terraza ajardinada, que contará con medio centenar de árboles, se dejará ver sobre el espacio de la recepción y permitirá a los visitantes deambular por el edificio en un recorrido de 360º.

 

Control Técnico de Edificación

Con el objetivo principal de garantizar la solidez de las obras y la seguridad de los usuarios, Apave debe garantizar, asimismo, el aislamiento acústico y térmico de los edificios, así como el cumplimiento de las disposiciones reglamentarias en materia de accesibilidad para personas con discapacidad.

Según Eve Brunelle, de la Ciudad de París, este proyecto de gran envergadura es excepcional. «Se ha lanzado al mercado mundial de rendimiento. Es decir: estamos trabajando con una filial conjunta compuesta por un equipo de dirección de obra (arquitectos, oficinas de estudio, especialistas en prevención, etc.), la empresa general, y los encargados de mantener el rendimiento energético que debemos aplicar».

Este proyecto, en el que Apave es una parte interesada, representa un verdadero desafío debido a sus características específicas y únicas, que van más allá de la misión del CTC y abarcan toda la experiencia de Apave en su conjunto:

Con más de 7.000 m2 de cubierta vegetal, procedimiento nunca aplicado en este tipo de cubierta, y 1.700 m2 de terraza cultivada, representa un verdadero reto para las inspecciones de infraestructuras (megavigas de estilo enrejado de 80 m en sentido longitudinal y 60 m en sentido transversal).

Asientos de plástico reciclado procedente de la economía circular para las gradas, lo que requiere experiencia en materiales en relación con su durabilidad y grado de resistencia.

Las particiones de ladrillo de barro comprimido procedentes de los escombros del Grand Paris Express implican, asimismo, la apreciación de los materiales de origen geológico, pero sobre todo un mayor conocimiento de las sus propiedades térmicas y acústicas.

“Adjudicamos este proyecto al equipo de Apave, dadas sus competencias y experiencia en el Control Técnico de Edificación.”

Eve BRUNELLE, JEFA DE PROYECTOS DE EQUIPAMIENTO DE LA CIUDAD DE PARÍS

 

Un proyecto de características medioambientales innegables

Proyecto Arena 2 JJOO 2024

El recinto se caracteriza por su alto rendimiento energético, térmico y acústico, especialmente gracias al equilibrio entre partes llenas y acristaladas, así como a la importante vegetación de las cubiertas.

Se utilizarán materiales de origen ecológico, con estructuras de 100 % madera en ambos gimnasios, suelos mixtos de madera y hormigón, o incluso aislamiento del pabellón principal en algodón reciclado.

Para reducir la huella de carbono del edificio, además de recurrir a la madera, el 30 % del hormigón empleado en la construcción procede de fuentes de bajo carbono.

El recinto también contará con una unidad térmica y de refrigeración urbana. Esta unidad permitirá asegurar a corto plazo todas las necesidades del recinto en lo que respecta a calefacción y refrigeración.

Con más de 7.000 m2 de cubierta vegetal y 1.700 m2 de terraza ajardinada, el 80 % de las superficies horizontales del recinto estarán cubiertas por la naturaleza.