Comunicación

Expertos en soluciones de control, calidad y seguridad.

13/01/2022

Puente de Lagnieu: primer experimento de la convocatoria de proyectos CEREMA “Puentes conectados”

 

 

El documento informativo sobre la situación de los puentes en Francia, entregado en junio de 2019 por la comisión de investigación del Senado, ponía de manifiesto graves riesgos vinculados a la falta de seguimiento y mantenimiento de los puentes. Los puentes en Francia representan casi 250.000 estructuras, gestionadas por autoridades locales o empresas como grandes empresas de transporte o redes de autopistas, por ejemplo, y requieren, como todas las estructuras, un mantenimiento regular. Las condiciones de explotación (número de camiones y peso transportados) son las principales responsables del envejecimiento de las estructuras de ingeniería, seguidas de las condiciones medioambientales.

Como parte de la convocatoria de proyectos de CEREMA, France Relance “Ponts connectés” (en colaboración con el Consejo Departamental de Isère y Sercel) pone en marcha la primera prueba de la solución tecnológica para el análisis dinámico de estructuras, que empezó a finales de noviembre en el puente de Lagnieu y durará tres años.

Un proyecto “Puentes conectados” realizado para CEREMA  

Para el despliegue de esta nueva solución, el Consejo Departamental de Isère (38) eligió el puente de Lagnieu por su diseño original (con forma de arco, formado por 6 arcos anexos), su antigüedad y su posición estratégica en el tráfico rodado (RD 1075). Cruzando el Ródano entre los municipios de Saint-Sorlin-en-Bugey y Vertrieu, fue reconstruido en la década de 1950 tras ser destruido durante la Segunda Guerra Mundial. El seguimiento de la estructura durará tres años y permitirá la explotación de todos los datos recogidos durante un largo ciclo para mejorar el conocimiento y el seguimiento de los puentes.

Los requisitos relacionados con la gestión del patrimonio de las estructuras y obras de ingeniería son numerosos y hacen que la supervisión continua y el mantenimiento regular sean esenciales durante toda la vida útil de las estructuras. La solución Structural Health Monitoring (SHM) propuesta por Apave se basa en una innovadora tecnología de instrumentación que utiliza sensores ultrasensibles para estructuras de ingeniería. Su objetivo es obtener datos y tratarlos mediante el Análisis Modal Operativo (OMA). Este análisis permitirá evaluar la integridad, la salud y el mantenimiento operativo del puente a lo largo del tiempo.

Esta solución utiliza sensores instalados directamente en las estructuras del puente. Desarrollados por nuestro socio Sercel y extremadamente sensibles, permiten medir con precisión el comportamiento de una estructura gracias a las vibraciones ambientales naturales (como el viento, el oleaje, el tráfico rodado, etc.) y recuperar así datos precisos sobre las características de las estructuras.

Supervisión predictiva, una solución para el futuro 

Los sensores inteligentes del tipo S-Lynks, desarrollados por Sercel, son extremadamente sensibles, completamente autónomos en energía y no requieren una conexión por cable. Controlables a distancia y ajustables automáticamente, permiten medir con extrema precisión el comportamiento real de una estructura bajo vibraciones ambientales naturales provocadas por esfuerzos externos como el viento, el oleaje, los microseísmos o el tráfico rodado, recuperando así las características dinámicas precisas de las estructuras.

Gracias al seguimiento continuo de la estructura, la recogida de datos permitirá a los expertos de Apave interpretar el comportamiento real de la estructura y monitorizar su evolución en el tiempo para detectar lo antes posible la aparición de anomalías invisibles a simple vista.

Vea el proyecto en imágenes

La solución SHM desarrollada por Apave y Sercel

Apave, especialista en gestión de riesgos, y Sercel, líder mundial en equipos sísmicos, han combinado sus habilidades para ofrecer una solución SHM única e innovadora, utilizando la tecnología de acelerómetro más reciente y sensible del mercado y el análisis modal operativo.

“Apave y Sercel están entrando en una asociación estratégica que combina tecnología innovadora con experiencia probada en el campo de la infraestructura y los edificios. Esta solución permitirá supervisar en tiempo real la integridad de las estructuras y, por tanto, prolongar su vida útil».

Jean-Luc Nectoux – Director de Línea Sectorial de Infraestructuras y Construcción en Apave

La supervisión continua de la estructura se lleva a cabo a través de la solución única de S-lynks creada por nuestro socio Sercel. Completamente autónomos y sin conexión por cable, los sensores inteligentes pueden instalarse rápidamente en todas las estructuras existentes, incluso en aquellas con una inclinación pronunciada. Extremadamente sensibles, permiten recuperar datos en un amplio rango de frecuencias, pero también a bajas frecuencias (< 1 hz). Estos datos proporcionan información precisa sobre las características de estructuras tales como frecuencias de resonancia, deformaciones modales o amortiguación.