Comunicación

Expertos en soluciones de control, calidad y seguridad.

15/09/2021

Real Decreto 390/2021: a quien afecta el certificado de eficiencia energética obligatorio

El Real Decreto 390/2021 amplía la obligatoriedad de disponer de un Certificado de Eficiencia Energética.

El pasado 1 de junio de 2021 se publicó el Real Decreto 390/2021 por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios, que modifica el anterior Real Decreto 235/2013 sobre Certificados de Eficiencia Energética.

La principal novedad de la nueva norma se encuentra en su ámbito de aplicación: desde el momento de su entrada en vigor (al día siguiente de su publicación) determinados edificios o locales deberán disponer de Certificado de Eficiencia Energética en el plazo de 12 meses, es decir, antes de1 1 de junio de 2022. Los edificios o locales afectados son todos aquellos que tengan una superficie de más de 500 m2 y se destinen a los siguientes usos:

1.º Administrativo.

2.º Sanitario.

3.º Comercial: tiendas, supermercados, grandes almacenes, centros comerciales y similares.

4.º Residencial público: hoteles, hostales, residencias, pensiones, apartamentos turísticos y similares.

5.º Docente.

6.º Cultural: teatros, cines, museos, auditorios, centros de congresos, salas de exposiciones, bibliotecas y similares.

7.º Actividades recreativas: Casinos, salones recreativos, salas de fiesta, discotecas y similares.

8.º Restauración: bares, restaurantes, cafeterías y similares.

9.º Transporte de personas: estaciones, aeropuertos y similares.

10.º Deportivos: gimnasios, polideportivos y similares.

11.º Lugares de culto, de usos religiosos y similares.

Igualmente, los edificios que deban pasar obligatoriamente la Inspección Técnica del Edificio (ITE) y rehabilitaciones energéticas en los próximos años, también deberán disponer de CEE.

En todos los supuestos, el certificado deberá presentarse y registrarse dedidamente ante el órgano competente en el plazo de un mes desde su fecha de emisión para tener validez legal.

El real decreto obliga también a realizar al menos una visita presencial al inmueble objeto de la certificación por parte del técnico, con una antelación máxima de 3 meses. En cuanto a la vigencia del certificado, seguirá siendo de diez años, excepto para las que obtengan letra G que será de cinco años.

La nueva norma tiene el objetivo principal de concienciar a la población sobre la importancia de la eficiencia energética de los edificios para alcanzar los objetivos de reducción de consumo energético y emisiones de CO2 comprometidos a nivel nacional.

Los cambios afectarán a las empresas con locales mayores de 500 m2, que deberán certificar dichos espacios, mientras que antes solo estaban obligadas en caso de compraventa o alquiler. Al contar con el certificado, las empresas serán conscientes del nivel de eficiencia energética de sus instalaciones y las posibles mejoras que deben realizar, lo que pretende incentivar la ejecución de acciones de eficiencia energética por parte del sector privado, reduciendo así los consumos energéticos asociados a la edificación.

Para más información sobre el certificado de eficiencia energética que necesita su edificio, contacte con nosotros.