Comunicación

Expertos en soluciones de control, calidad y seguridad.

07/07/2022

Sopemea realiza una prueba de hielo en el freno de un avión

Sopemea ha realizado recientemente para Safran Landing Systems una prueba de congelación de un freno de carbono desarrollado para un avión comercial de largo recorrido. Esta prueba tiene la particularidad de combinar 3 parámetros: nuestro técnico simula la presión, la humedad y la temperatura que experimenta el freno durante un vuelo, en una cámara climática específica. Este tipo de prueba requiere personal con conocimientos transversales.

Sopemea realiza muchos tipos de pruebas, entre ellas las de congelación. Una prueba de congelación consiste en crear una película de hielo en el equipo y luego derretirla, varias veces seguidas. Una vez completados todos los ciclos, el técnico simula diferentes tipos de frenado para comprobar que el freno sigue funcionando. A continuación, el técnico desmonta el equipo y comprueba si se ha infiltrado agua o no. En el caso de nuestra prueba de congelación para Safran Landing Systems, el equipo era un freno de carbono desarrollado para un avión comercial de larga distancia. Por lo tanto, nuestro técnico tuvo que simular las condiciones climáticas que experimenta el freno de un avión a lo largo de un vuelo. El objetivo de esta prueba era comprobar la capacidad del material para mantener su funcionalidad a pesar de la posible presencia de agua en él, tras las distintas películas de hielo aplicadas.


Para simular las condiciones climáticas de un vuelo de avión de la forma más realista posible, Sopemea realizó una prueba con varios parámetros. En este caso, la prueba combina presión atmosférica muy baja, humedad y baja temperatura: tantos parámetros simultáneos que nuestro técnico tuvo que combinar muchos conocimientos. En efecto, la prueba requirió el montaje de un banco de pruebas específico con varias consolas de control y conocimientos de mecánica de fluidos y pruebas climáticas.

El banco está compuesto por consolas de control, una servoválvula para presiones pulsadas y varios sensores de medición como higrómetros, termopares, sensores de presión, etc.

Este banco se ha diseñado y montado en la empresa, especialmente para esta prueba. Este montaje requiere de 3 a 4 días de trabajo por parte de un técnico experimentado. Las consolas permiten controlar simultáneamente la presión, la temperatura y la humedad. Sin embargo, el mayor reto de la prueba es dimensionar perfectamente cada elemento para un funcionamiento óptimo.

 


Los técnicos de pruebas de Sopemea tienen una experiencia real: son un activo valioso para tuss planes de pruebas porque te aportan su experiencia conocimientos específicos en campos extremadamente especializados. Lo demuestran cada día con bancos de pruebas innovadores y únicos.